que le regalo a mi madre el 10 de mayo

Cuando parecía que por fin cogía el ritmo, Sergio le agarró de la nuca y obligándola a abrir la boca todo lo posible, empezó a meterle toda su polla en la boca, tratando regalos y promociones s a de que se la tragara entera, provocándole arcadas a mi madre.
Sergio había cambiado completamente de tono al hablar a mi madre, de bromista a un tipo confiado que estaba seduciendo a una mujer casada y madre de un hijo que estaba allí mismo.
Vaya peligro que tenéis.
Y a los padres: Tu esposa, la madre preciosísima de tus propios hijos?No tenía muchas ganas pero con el aburrimiento que tenía encima, acepté y a buena hora.Jajaja, ya te digo si están duros tus pezones!Yo por lo menos No lo podía creer.La mano de Carlos llevaba ya en su muslo casi 10 minutos y cada segundo parecía subir un poco más y por fin, para mi alivio, mi madre notó que esa mano ya había subido demasiado.Mi marido siempre se corre dentro de mí, pero no sé si es porque acaba enseguida o porque no me echa tanta cantidad, pero nunca había sentido algo así.Las manos de él buscaban sus pechos, jugaban con sus pezones, pellizcándolos y tirando de ellos, y su boca buscaba la de mi madre.Regalar a alguien los oídos loc.El muy cabrón incluso ha hecho que participasen sus amigos, como en el que ocurrió a los dos días.Le preguntó mamá sin enfadarse, más bien riéndose como si le hiciera gracia aquel joven tratando de meterla mano.Decía Sergio- No sé qué me gusta más, si el coche o las tetas de la dueña.Mi madre, más benévola, respondió que fuese, que sobre las 3 se acercaría ella cupon de la once dia 29 noviembre 2018 a buscarme.Pude ver que mi madre y Sergio se acercaban mientras los dos chavales miraban y se reían de los comentarios que hacían cada uno sobre la anatomía de mi madre.Era increíble que después del polvo que la había echado siguiera con ella así de dura.Estás lista para que te haga sentir en la gloria Déjame quitarte esto para que todo sea más fácil Dijo el muy cabrón al tiempo que subía la ya elevada falda de mi madre hasta sus caderas y comenzaba a tirar de sus braguitas negras.Mira que me las había imaginado, pero si llego a saber que tienes unas peras así, te las como en tu casa el primer día delante de todos!Va pedo total, tú relájate.Tú disfruta, que la tengo prácticamente toda dentro, princesa.

Llevo una semana sin dejar de pensar en ellas y ya has visto cómo me empalmas.
Siempre me he considerado muy afortunado por la vida que tengo, al menos hasta hace un par de meses, cuando fui testigo de algo que cambió mi forma de ver las cosas radicalmente.


[L_RANDNUM-10-999]