regalos para fotografos principiantes

Vanguard y, giotto, con productos tan interesantes como los que podemos encontrar en el catálogo de Manfrotto.
Incluso puede ser interesante tener más de una batería de repuesto si, por ejemplo, solemos practicar fotografía de naturaleza o cualquier otra modalidad que nos mantenga alejados de los enchufes durante mucho tiempo.
Taza- objetivo, un clásico.Se trata de un panel solar y una estación de carga.Deja que presuma de artista, les encanta revelar su afición en cualquier ocasión Por qué no regalos originales que destaquen su pasión por la fotografía?Ligeros y prácticos, suelen ir cargados de más: trípode, objetivos.Podemos encontrar flashes externos con prestaciones interesantes desde unos 50 euros, pero un modelo profesional puede superar los 300 euros sin inmutarse.Sea o no así, es probable que su calidad de impresión sea muy alta.Siempre he querido hacer una entrada así en el blog, con un titular en plan regalos para fotógrafos o productos imprescindibles para fotógrafos que no pueden faltar en tu mochila, son buenos títulos.Si le gusta la fotografía, y tiene un iPhone, este conjunto de lentes intercambiables de bolsillo le ayudará a dar un aire nuevo a sus fotos con el móvil.La ergonomía de muchos modelos mejora sensiblemente si les instalamos un grip adicional, por lo que merece la pena contemplar esta posibilidad.Este modelo es muy interesante para fotógrafos profesionales, pero también está disponible el modelo ProTactic 350 AW, algo más pequeña y más económica (189 euros si no necesitamos tanto espacio y preferimos ahorrarnos unos euros.Cada modelo de cámara utiliza su propia batería, por lo que es difícil precisar su precio, pero podéis haceros a la idea de que las más económicas suelen costar unos 10 euros, y las más caras pueden superar los 60 euros «sin despeinarse».Además, muchos de ellos nos permiten alojar en su interior una o incluso varias baterías adicionales, lo que nos ayuda a incrementar mucho la autonomía de nuestra cámara.Y, además, su precio es muy razonable ( unos 235 euros ).Se trata de un trípode prensil que permite sujetar la cámara a los lugares más insospechados.
Esta es un modelo especialmente pensado para equipamientos ligeros (sin muchas lentes) Precio : 75 dólares / 75 euros Gorillapod Otro clásico.



Los fabricantes de cámaras suelen ofrecernos flashes de una calidad interesante, pero también podemos recurrir a firmas especializadas, como Metz, Nissin o Yongnuo.
Si lo que buscas es robustez y ligereza, te gustarán el trípode ultraligero y los bastones que presentó Manfrotto el verano pasado.
Son especialmente llamativos sus objetivos «ojo de pez», como el que podéis ver en el vídeo que tenéis justo encima de estas líneas.


[L_RANDNUM-10-999]